902 99 55 67 info@zertia.es

Hace tiempo que la Inteligencia Artificial dejó de ser una quimera para convertirse en algo tangible. Microsoft es sin duda uno de los representantes más destacados en la escena, con más 25 años a sus espaldas dedicando sus esfuerzos a ahondar en las posibilidades que ofrece esta tecnología. La compañía de Redmond siempre ha apostado fuerte por la IA y de esto sabe mucho David Carmona, en la actualidad Director General de Microsoft AI. Esto es lo que nos ha contado.

1. Con más de quince años en la compañía, ha sido testigo de excepción de la gran evolución en el modelo de negocio de Microsoft, ¿cómo lo ha vivido desde su posición y en las diferentes etapas?

Aunque parezca lejano, nuestra aproximación a la Inteligencia Artificial es muy similar a la que teníamos con el desarrollo de software tradicional. Lo que me atrajo de Microsoft entonces fue su objetivo de facilitar y democratizar el desarrollo de software.

Mi carrera en la tecnología empezó con BASIC y mi primer trabajo cuando fui a Estados Unidos con Microsoft fue liderando el negocio de Visual Studio. Quince años más tarde, nuestro objetivo y modelo de negocio es el mismo, pero ahora también aplicado a la Inteligencia Artificial.

Me apasiona poder formar parte del mismo modelo de negocio para algo tan influyente en la sociedad como la Inteligencia Artificial, ahora como responsable del equipo de su estrategia e innovación.

2. Lleva diez años asentado en Estados Unidos, y trabajando en el prestigioso campus de Redmond. ¿Qué lleva a un gaditano a dejar su tierra e irse a Microsoft Corporation?

Eso me preguntaban mis amigos también 🙂 En mi caso, fue una combinación entre lo profesional y lo personal.

Profesionalmente, trabajar en la cocina de la empresa con la que me inicié en el desarrollo de software era una motivación increíble. Cuando empecé en la informática, para la mayoría Microsoft era la empresa detrás de Windows. Para mí era la empresa detrás de Visual Studio, y tener la oportunidad de trabajar en ello directamente era como un sueño.

En lo personal, siempre he creído en la riqueza de conocer otras culturas, y tanto mi mujer como yo queríamos darle esa experiencia a nuestros hijos.

3. Háblenos de la AI Business School, lanzada recientemente por Microsoft.

AI Business School de Microsoft es una plataforma online gratuita cuyo objetivo es capacitar a los directivos para liderar con confianza en la era de la IA. Es un proyecto que quiere ayudar a líderes de negocio y tecnología a desarrollar estrategias para implementar la IA en sus empresas.

Para facilitar este proceso de aprendizaje nuestra AI Business School pone a disposición de los profesionales materiales que incluyen casos de éxito tanto de Microsoft como de nuestros clientes, así como guías, vídeos de conferencias y charlas accesibles en pequeñas píldoras.

La mayor parte del contenido se centra en gestionar el impacto de la IA en la estrategia, cultura y responsabilidad de la compañía. Animo a todos aquellos directivos que quieran emprender un proceso de transformación digital que aprovechen todos los materiales.

4. ¿De quién es la responsabilidad dentro de las compañías de abordar los retos de la digitalización y las nuevas tecnologías aplicadas a negocio?

El número de empresas que pueden presumir de una verdadera estrategia de digitalización es muy reducido. No solo hablamos de un mero cambio tecnológico dentro de la empresa y de beneficiarse de las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías. De lo que se trata es de transformar la cultura corporativa de la misma.

Cómo llegar a este cambio cultural tan profundo depende de la empresa. Cada realidad es distinta y el único común denominador es que no hay un único actor. Todas las unidades y roles de una empresa tienen que abrazar la transformación digital para que sea exitosa.

5. ¿Qué aconsejaría a una empresa mediana que escucha a diario información sobre la Transformación Digital, pero no sabe qué pasos dar para empezar a implantarla?

Cuando me hacen esta pregunta siempre lo comparo con la misión de poner un hombre en la luna. Cuando el presidente Kennedy anunció en su famoso discurso que los Estados Unidos pondrían un hombre en la luna antes de acabar la década, pasaron 17 misiones y 9 años antes de alcanzar ese hito. Cada una de esas misiones fue un pequeño paso en la dirección del gran objetivo.

Y esa es la aproximación que recomiendo a los clientes: pensar en el gran objetivo de transformación pero afrontarla paso a paso. Empezar con pequeños procesos para optimizar procesos, mejorar la interacción con el cliente, o incrementar la productividad de los empleados. Pero sin perder de vista nunca el objetivo final de la transformación completa de la organización.

6. ¿Qué efecto tendrán tecnologías como la inteligencia artificial en el mercado laboral? ¿Qué nuevos perfiles profesionales surgirán, y cómo se verán afectados los actuales?

Desde nuestro punto de vista, pensamos que la Inteligencia Artificial no debería sustituir a la inteligencia humana. Debería convertirse en una herramienta valiosa para amplificarla. Concretamente, la aplicación de la Inteligencia Artificial en el mercado laboral puede mejorar la productividad y ayudarnos a enfocarnos en las tareas que aporten un mayor valor añadido tanto a la empresa como a los empleados.

Eso no quita que la inteligencia artificial impactará en muchos empleos y en las capacidades necesarias para afrontar esos empleos. Tanto empresas privadas como los organismos públicos tenemos la responsabilidad de ayudar a la sociedad para que esta transformación de habilidades sea lo más suave posible. Tenemos que asegurarnos de que las nuevas generaciones reciban una educación alineada con las nuevas necesidades, ayudando a que los trabajadores actuales puedan aprender las nuevas habilidades requeridas, y a proveer mecanismos para que en esa transición los trabajadores no queden desprotegidos.

7. ¿Sabemos ya hasta dónde llegarán las aplicaciones de la IA, tanto en la industria como a nivel de usuario común?

En la actualidad nos encontramos en un momento apasionante. Somos testigos de un avance exponencial en las capacidades de la tecnología. Está abriendo nuevos escenarios tanto para las empresas como para los usuarios.

En mi caso, estoy especialmente interesado en la intersección de los dos. En los próximos años veremos como las tecnologías detrás de la Inteligencia Artificial se harán más accesibles para todos los empleados, tal y como ocurrió con el PC o internet. Esto implicará una transformación radical de los negocios, y un cambio cultural sin precedentes en la industria.

8. Todavía existe cierta incertidumbre en este ámbito. ¿Se puede garantizar la imparcialidad y la transparencia de los algoritmos de IA? ¿Se puede aspirar a la ética robótica?

Efectivamente existe cierta incertidumbre. Por ello creemos que es necesario crear un clima de confianza y transparencia entre el usuario y la máquina. Esto se traduce en una constante transmisión de información sobre cómo funciona la tecnología y cómo puede ayudarnos a tomar mejores decisiones. En definitiva, toda investigación y aplicación de la IA debe estar caracterizada por la transparencia, la reversibilidad y la trazabilidad de los procesos.

Nuestra prioridad es asegurar que la Inteligencia Artificial se aborda siguiendo estos principios:

  • Ecuanimidad: para asegurar que los prejuicios no afectan las decisiones y recomendaciones de los sistemas de Inteligencia artificial.
  • Seguridad: garantizando que los datos manejados por sistemas de IA se mantienen seguros y que la IA está diseñada para responder a situaciones extraordinarias.
  • Privacidad: aplicando la regulación de privacidad como RGPD para garantizar la protección de los datos de las personas.
  • Inclusión: hay que asegurar que la IA responde a las necesidades de todas las personas.
  • Transparencia: proporcionando información clara y precisa sobre cómo la IA utiliza los datos y cómo funcionan los algoritmos.
  • Responsabilidad: garantizando que las personas asuman su responsabilidad sobre el funcionamiento de los desarrollos de IA.

Ahora bien, para que la Inteligencia Artificial siga estos principios hay que ponerlos en práctica en el desarrollo. Por ese motivo, en Microsoft no solo trabajamos en el desarrollo de inteligencia artificial bajo estos principios. También queremos ayudar a nuestros clientes a hacer lo mismo, compartiendo nuestras prácticas y desarrollando herramientas que lo faciliten.

9. Asegura que el ser humano debe formar parte del ciclo de decisiones de IA, ¿por qué? ¿Qué nivel de autonomía/independencia se le puede conceder a la tecnología?

En Microsoft creemos firmemente que humanos y máquinas trabajarán juntos para encontrar soluciones a los principales desafíos a los que nos enfrentamos. Para que la Inteligencia Artificial alcance su máximo potencial es fundamental la aportación humana a dicho proceso. No solo por motivos de eficiencia (por ejemplo, un médico ayudado por IA sería más preciso que cualquiera de los dos por separado), sino también por la responsabilidad, que no debe recaer nunca sobre algo tan abstracto como una máquina.

10. ¿Cree que existe un contexto político y normativo adecuado para la integración de este tipo de tecnologías en la sociedad? ¿Cómo cree que podría mejorarse?

Ante el contexto tan cambiante que supone la transformación digital de la sociedad, creemos necesaria una adaptación continua del marco legislativo en el que nos movemos. En este sentido, este año la Comisión Europea ha dado un paso adelante con la publicación de un documento de principios éticos para el uso de IA. Este tiene como principio básico “el desarrollo de una IA centrada en el ser humano” dentro de un marco ético y jurídico apropiado.

Todas las partes interesadas relevantes de la industria, institutos de investigación y organismos públicos tenemos que trabajar conjuntamente en esta dirección. El objetivo debería ser implementar una agenda estratégica común de investigación, innovación y despliegue de la Inteligencia Artificial.

11. Para terminar, ¿qué hitos le gustaría ver cumplidos en materia tecnológica en su carrera, y cuáles son sus objetivos personales al respecto?

Me encantaría que en un futuro no muy lejano viviésemos en un entorno en el que la Inteligencia Artificial se pudiera aplicar a todas las facetas de nuestra vida profesional y personal. Y que también ayudara a proveer oportunidades a toda la sociedad.

Al contrario que otras revoluciones tecnológicas en el pasado que han aumentado la brecha entre personas, la Inteligencia Artificial tiene la gran oportunidad reducir esa brecha. En particular, me encantaría ver cómo la IA ayuda a colectivos de personas con discapacidad, tanto motriz como intelectual, a que accedan al mercado laboral con las mismas oportunidades que el resto de la sociedad.